Tratamiento Punción Seca

¿Conoces el tratamiento de punción seca? Es una técnica de fisioterapia invasiva muy utilizada para aplicarse en multitud de músculos. La principal indicación por la cual se utiliza el tratamiento de punción seca es para tratar el dolor producido por los puntos gatillos. La labor del fisioterapeuta es papar los puntos gatillos, valorando si esos puntos resultan dolorosos y si al presionar se genera en el paciente síntomas de dolor o molestas.


¿Qué la punción seca?

Es una técnica de estimulación llevada a cabo mediante pinchazos de aguja que sirve para tratar los puntos gatillo y el síndrome del dolor miofascial. Los puntos gatillo son nódulos muy irritables que se encuentran en los músculos. Normalmente se localizan en una banda tensa, que es una zona del músculo que al ser palpada por el fisioterapeuta nota que hay un aumento de tensión en estas fibras.

Nos encontramos con dos tipos de puntos gatillo:

Puntos gatillo activos: estos puntos pueden provocar tanto dolor local, es decir, en la zona donde se encuentran, como también un dolor de referido, que se proyecta a una zona de dolor distante. Además del dolor van a generar otras consecuencias, como son la disfunción o alteración dada por la debilidad y restricción del movimiento.

Puntos gatillo latentes: este tipo de puntos solo van a presentar dolor a la presión.

¿Por qué aparecen los puntos gatillos?

Se producen por una alteración en la contracción del muscular de unas determinadas fibras, que al tensarse de forma irregular generan estos nódulos. Generan una sustancia, acetilcolina, que es una de las causantes de este dolor.

Recupérate más rápido de tu intervención quirúrgica

¿En qué consiste el tratamiento de punción seca?

Como ya hemos explicado, este tratamiento se lleva a cabo para aliviar el dolor miofascial. Su aplicación puede ser mediante dos técnicas:

  • Punción superficial: se caracteriza por no llegar a penetrar el músculo, se introduce la aguja a una profundidad máxima de 1 cm en el tejido celular subcutáneo que recubre el punto gatillo. Una vez llevada a cabo esta técnica se realizará un tratamiento conservador sobre el punto gatillo que servirá para aumentar el umbral de dolor y así trabajar con mayor facilidad sobre dicho nódulo.

  • Punción profunda.: La aguja actúa directamente sobre el punto gatillo por tanto con esta técnica si llegaremos a penetrar en el músculo. Se utilizaran diferentes agujas acorde a la profundidad de cada caso. Dentro de la punción profunda también nos encontramos con diversas técnicas diferenciadas por el nivel de agresividad sobre el punto gatillo. A diferencia de la punción superficial, en la profunda si será necesaria la estimulación bien haciendo girar la aguja o bien introduciéndola y sacándola del punto gatillo. Por último, para mejorar la eficiencia de esta técnica se lleva a cabo un tratamiento superficial, que pueden ser: spray frío, movilizaciones, masajes, contracciones del músculo…

El tratamiento de punción seca es una de nuestras especialidades, gracias a nuestros equipo de fisioterapeutas altamente cualificados se consiguen unos resultados muy favorables tras las sesiones

Beneficios de la punción seca

  • Es una técnica regenerativa, queda científicamente demostrado que transcurridas 48/72h se produce la regeneración total del tejido.
  • No produce cicatrización, como resultado del proceso regenerativo.
  • Una de las técnicas invasivas con un índice de efectividad considerablemente alto.
  • Muy beneficiosa en lesiones crónicas, ayudando a su curación.
  • Este tratamiento acelera los plazos de recuperación, de forma que las lesiones tardan menos tiempo en curarse.
  • Es una técnica muy recurrente entre los deportistas de élite.
  • Llega a tejidos que manualmente es más complejo abordar.
  • Reduce más del 20% del dolor de forma inmediata y una considerable mejoría con los días posteriores al tratamiento.
  • Técnica muy segura.

Advertencias y contraindicaciones sobre el tratamiento de punción seca

Debemos tener cuidado con esta técnica ya que no es apta para todos los pacientes, a continuación elaboramos una lista con los casos en los que no es recomendable llevarla a cabo:

  • Pacientes que poseen algún tipo de alergia a los metales.
  • Dependiendo la fase del embarazo en la que se encuentre el paciente.
  • Si tiene problemas de coagulación de la sangre.
  • Totalmente desaconsejable realizarla en zonas de la piel con heridas, afectaciones dérmicas, infecciones o tatuajes.
  • Si el paciente tiene un miedo desproporcionado a las agujas.
  • Falta de formación y preparación del profesional que lleva a cabo la técnica.
Solicitar cita

663 216 571