"En CAMDE nos especializamos en prevenir la degeneración del cartílago y en tratar las lesiones en fases iniciales para evitar que evolucionen hacia una artrosis irreversible. "


Cómo es el cartílago?

Cómo es el cartílago?

El Cartílago Articular, también denominado Cartílago Hialino,

recubre las superficies articulares para facilitar el movimiento

con el mínimo rozamiento. Tiene un espesor de 3 a 5 mm

dependiendo del tamaño de la articulación. Carece de vasos

sanguíneos o nervios en su interior, lo que limita mucho la

capacidad de autorregenerarse. El 60% de su composición es

agua, no teniendo calcio como los huesos. Éste es el motivo

de por qué no se ve en la RX necesitándose una resonancia

magnética para valorarlo. Está formado por una matriz

extracelular (colágeno tipo II, ácido hialurónico, crondroitín y queratán sulfato) con escasa células (condrocitos).

Tipos de lesiones del cartílago articular

El daño en el cartílago articular puede aparecer por dos mecanismos distintos. Por un lado puede deberse a un traumatismo único, intenso y localizado, con frecuencia relacionado con un esguince severo, una luxación o una inestabilidad articular preexistente. Este mecanismo conlleva la fractura o fragmentación de una porción determinada del cartílago. Por otra parte, y de forma mucho más frecuente, el daño en el cartílago puede aparecer por una sobrecarga mecánica continuada que conlleve el desgaste progresivo del cartílago. Se suele deber a alteraciones en el eje de carga de la extremidad que condicionan la sobrecarga, y un mayor desgaste, de una zona de la articulación, o a una inestabilidad articular permanente como secuela de una menisectomía o de la rotura de ligamentos.

Otra característica particular del cartílago es **su escasa capacidad para reparar por sí mismo los daños. **Al ser una estructura avascular la capacidad para autorregenerarse es prácticamente nula, y una vez se ha iniciado el daño tiende a progresar con gran rapidez. Distinguimos tres tipos de lesiones del cartílago articular:

Condromalacia

El término condromalacia se refiere al daño de determinadas zonas del cartílago articular en las cuales el catílago pierde sus propiedades mecánicas adelgazándose, desgastándose. Se clasifica en grados de I a IV dependiendo del nivel de adelgazamiento. Inicialmente aparece un reblandecimiento e inflamación para progresivamente instaurarse una pérdida de grosor el cartílago asociándose a deflecamientos y fisuras. Finalmente el cartílago se fragmenta y se despega quedando expuesto el hueso subcondral. Es el estadio inicial de la artrosis.

Osteocondritis

Se produce una afectación muy localizada del cartílago y del hueso que lo sustenta. Un fragmento de hueso y cartílago se separa del hueso y cartílago que lo rodea. Se clasifican en 4 grados (I-IV) e función a la estabilidad y desplazamiento del fragmento. Puede aparecer en como una Fractura Osteocondral secundaria a un traumatismo, siendo ambos, hueso y cartílago tejidos sanos, o bien paracer como una Osteocondritis Disecante en la cual el hueso subcondral se debilita y muere por falta de riego sanguíneo arrastrando al cartílago que lo cubre.

Artrosis

Es el estadio final de la lesión cartilaginosa. Aparece como resultado de una condromalacia progresiva (lo más frecuente) o de una osteocondritis evolucionada. El desgaste articular puede aparecer de forma primaria por defectos, no derivados de traumatismos, de alineación de la articulación, inestabilidad articular o con frecuencia sin causa conocida. También puede aparecer de forma secundaria a traumatismos que originaran fracturas que dañaran el cartílago, que causaran una inadecuada congruencia articular o una inestabilidad permanente.

Condromalacia rotuliana

Condromalacia rotuliana

Osteocondritis cóndilo femoral

Osteocondritis cóndilo femoral

Artrosis de rodilla

Artrosis de rodilla

Dispositivo de descarga tipo ATLAS

Dispositivo de descarga tipo ATLAS

Indicado únicamente en artrosis de la parte interna de la rodilla. Un amortiguador descarga el peso de la articulación manteniendo la movilidad completa impidiendo la progresión de la artrosis y facilitando la regeneración del cartílago.

Opciones de tratamiento

El tratamiento de las lesiones cartilaginosas es distinto según el tipo de lesión que se trate, con independencia de la articulación afectada, así distinguimos:

CONDROMALACIA

OSTEOCONDRITIS

  • Lesiones menores a 1 cm: Microperforaciones/microfracturas del hueso subcondral

  • Lesiones entre 1 y 2 cm: Mosaicoplastia/ autotrasplante de injertos osteocartilaginosos

  • Lesiones mayores a 2 cm: Membranas impregnadas en células madre (técnica AMIC)

Todos los tratamientos expuestos anteriormente están encaminados hacia la preservación del cartílago, evitando la progresión hacia una artrosis avanzada. Cuando la artrosis está muy avanzada la única opción definitiva para eliminar el dolor y recuperar la movilidad es un reemplazo articular, cambiar las zonas dañadas de la articulación por una prótesis articular.

Mosaicoplastia

Mosaicoplastia

Relleno del defecto en el cartilago articular mediante el trasplante de cilindros osteocartilaginosos provenientes de otras zona articulares sin carga

Microfracturas

Microfracturas

Una vez limpio de restos de cartílago dañado se realizan microperforaciones en el hueso subcondral para facilitar la llegada de sangre con células madre y factores de crecimiento desde la médula ósea

Técnica AMIC

Técnica AMIC

El defecto cartilaginoso es cubierto con una membrana de colágeno embebida en células madre mesenquimales extraídas de la grasa abdominal del mismo paciente