"Actualmente hacemos artroscopias de casi cualquier articulación, por pequeña que pueda ser, resolviéndose patologías de tobillo y muñeca, pero también del pulgar, del primer dedo del pie, de los sesamoideos o de la articulación acromioclavicular."


Para realizar una artroscopia de tobillo es frecuente tener que combinar la visión intraarticular artroscópica con la microcámara con la imagen radioscópica, para tener una visión más general, sobre todo cuando se realizan resecciones óseas. En la imagen se observan ambas imágenes.

Artroscopia de tobillo

La articulación del tobillo es una articulación fácilmente explorable mediante artroscopia debido a lo superficial de sus estructuras. Mediante dos pequeñas incisiones practicadas en la cara anterior del tobillo tenemos acceso a la parte anterior de la articulación, que es el lugar donde se ubican la mayoría de las lesiones. Adicionalmente se pueden realizar otras dos pequeñas incisiones externas o posteriores para completar la evaluación de las estructuras posteriores del tobillo. Introduciremos la microcámara alternativamente por cualquiera de los portales realizados con objeto de localizar y tratar la lesión sea cual fuere su localización.

Esta cirugía se puede realizar mediante anestesia general o regional, y tiene una duración de entre 45 y 60 minutos. se suele realizar en régimen de Hospital de Día, y el paciente abandona el hospital caminando con muletas y con un vendaje compresivo que mantendrá 48h. El paciente debe aplicar frío local contínuo durante los dos primeros días postoperatorios, podrá mover los dedos y evitará cargar peso sobre el pie durante la primera semana. la fisioterapia se iniciará de forma suave a las 48h. Se iniciará la carga parcial con muletas a la semana, y al final de la segunda semana podrá caminar sin ayudas. La movilidad completa se suele lograr a las tres semanas y el reinicio de la actividad deportiva se realizará a las 6 semanas de la intervención.

Las principales indicaciones para una artroscopia de tobillo son:

REGIÓN ANTERIOR

Síndrome del ángulo supero externo (secuela de esguince de tobillo) / Osteofitosis anterior / Artrosis de tobillo / Sinovitis de tobillo / Osteocondritis disecante del astrágalo / Tobillo doloroso como secuelas de fracturas o esguinces de repetición

REGIONES LATERALES (tenoscopias)

Tendinosis/tenosinovitis peroneos / Tendinosis/tenosinovitis Tibial posterior

REGIÓN POSTERIOR

Síndrome de Häglund / Síndrome del ángulo posterior (impingement flexor del primer dedo) / Tendinosis Aquílea / Bursitis retroaquílea

Impingement anterior de tobillo

Impingement anterior de tobillo

Crecimientos óseos (osteofitos) de la cara anterior de la tibia y del cuello del astrágalo limitan la movilidad de tobillo. Pueden ser fácilmente eliminados mediante artroscopia.

Osteofito anterior de tobillo

Osteofito anterior de tobillo

Imagen artroscópica de un osteofito anterior del tobillo. Este tipo de crecimiento óseo es frecuente entre los futbolistas por la tracción de la cápsula articular anterior al golpear el balón.

Síndrome de Haglünd

Síndrome de Haglünd

Un crecimiento exagerado de la tuberosidad posterior del calcáneo origina una bursitis crónica y una degeneración del tendón de Aquiles. Su tratamiento consiste en resecar el crecimiento por artroscopia.